13 febrero, 2008

lo que yo tengo qué decir del 14

me encanta decir que amo con cada fibra de mi ser, pero odio ser calendarizada, es por ello que no me gusta el 14, sin embargo si ese día nadie te pela y llegas a tu casa sin que nadie te haya regalado al menos una paletita de caramelo aunque tú no hayas regalado ni un pinche chicle, sí se siente feito.

sí, odiemos el 14 de febrero, no nos incluyamos a la masa, pero pongamos la fecha de pretexto para armar pederas, para decirle a alguien que lo quieres, o simplemete para comer una paleta de caramelo.


¡suerte con ello!

3 comentarios:

Raúl Ernesto dijo...

El 14 de febrero... fecha tan perversa como el 25 de diciembre. Aún así tengo buenos recuerdos del 14 (y del 25), y no sé, pero preferible a cualquier caramelo o postal, me gustaría poder nivelar algunas pulsiones que me tengo reservadas... ja! Saludos Caleidoscopicos.

checo_motoneta dijo...

pues...igual me da lo mismo el 14 que el 15, 16, o 17 pero simpre hay el elemento sorpresa y si gracias a la mercadotecnia se siente gacho luego ni recibir un chicle masticado...se reciben regalos virtuales a mi mail..,jajaj (perdon pero al que no pide, no le cae)

[fa] dijo...

Aunque uno lo evite... se contagia =)