11 abril, 2008

Así vivimos ahora

La ciudad es presa de aquel calor sofocante, nadie parece contento o tranquilo. la gente en la calle busca refugio debajo de algún arbol, o de alguna insipiente sobra que los aleje del mismo demonio. es como vivir en el infierno. donde nada parece mitigar la desesperación que nos produce, ni siquiera la ironia de tanta agua en tiempos pasados.
El cuerpo está cansado de tanto sudor, ese incesante goteo de sal que te envuelve y te deja absorto, es como si Dios se burlara de nosotros, pues es el único líquido que parece no evaporarse. nada cesa la sed, y nada puede asegurarnos que esto pasará pronto.

3 comentarios:

checo_motoneta dijo...

ayyy estos calores...y me imagino que esta mas cabron aya en chocolandia, reprochando el calor con frases sabias..pero no evita la pinche realidad que se vive ahorita...jiji

Raúl Ernesto dijo...

Ja! esperemos a mayo a ver que tranza.

pepelepunk dijo...

Que descripción!

Tus frases calurosas, hechas de palabras calcinantes, cada linea aumenta la temperatura. Volviste invisible lo visible. Aqui hace frio, pero por un momento el entorno cedio ante una oleada de aire sofocante. Casi Sahara, casi Comala. ¿Escribi esto yo o vino el señor Paramo mientras me limpiaba el sudor?

no he leido todo, pero auguro buenos textos

*Saludos srita Caleidoscopica*