25 mayo, 2008

Conclusiones de fin de semana

La cabeza no ha dejado de doler, esas cervezas hicieron efecto en mi cuerpo, aquellas lágrimas sólo salieron para decir lo que siento. y ahora aunque la cabeza duela, el corazón está contento y el alma descansa porque familia como la mia, ninguna.

y a ti te amo, y ustedes los adoro porque encuentro mi hogar, mi felicidad. en aquellos pequeños momentos que son especiales con sólo verles sonreir. y porque viviremos a través de ustedes y aunque estén en otro planeta, seguiremos siendo una familia.

7 comentarios:

MentesSueltas dijo...

Hermoso, es el condensado de un tremendo cuento... por que no lo sigues. Me gustó, mucho.

Te abrazo desde mi planeta.
MentesSueltas

Chiriboshi dijo...

Y a mi, ¿me amas? je,je

Que tu corazón sonría, es una muy buena noticia.

Me gusta la foto de tu perfil, como que le arrancas el alma al girasol buscando algún aroma o respuesta.

¡Saludos al corazón sonriente!

[fa] dijo...

He llorado mucho...

de emoción,

nostalgia,

de todo.

Creo que si sigo escribiendo repetiré el comntario que hice en tu entrada anterior.

Conoceremos Colombia juntas... y el pasí que se deje y quede cerca =)

(Hey! cambiaste el café porc Coca-Cola... y a mi no me importan las piedras que puedan salir en mis riñones, los 5 litros que compartimos cada día y medio siempre me saben a gloria).

Vero Landher dijo...

Adoro nuestra Familia...

Sabes... en la tarde pensaba "que padre familia tan disfuncional tenemos" (en la buena acepción de la palabra disfuncional)

Pero la verdad... no hay Familia que funcione mejor que la nuestra...:D

Ashanti dijo...

"la familia" que bueno que no es de Charles Manson jajajaja

Eso sería de miedo!

Yo también...

Coooooccccaaaaaa...(se me hace agua la boca)

Nitta Gio Sayuri dijo...

Qué bueno que el corazón esté contento! Me uno al club, el mio está contento y sonriente!

La familia siempre es un gran apoyo, que bueno que los tengas cerca.

Saludos y que el corazón permanezca así por mucho tiempo!!

Raúl Ernesto dijo...

: ), buena onda la alegría.