06 agosto, 2009

aquella nOche de lluvia

quiero compartirles algo que escribí no sé cuándo, y que lo encontré recientemente, me parece interesante porque hace tanto no escribo así.

de pronto un fuerte estruendo interrumpió la imagen de la TeVe, el ventilador disminuye su intensidad y ésta pobre amargada coienza a escuchar sólo el ruido de sus pensamientos.
-creo que se fue la luz... ¡pero, cómo que crees!... ¡qué no ves que es obvio!
no se ve nada más que mi reflejo que poco a poco se desvanece del televisor, dejando atrás series de imágenes que no estaba viendo ni escuchando, pero evitaban el continuo abatimiento de lo que se va y regresa a mi cabeza.
-¿qué no son vacaciones? no lo parecen.
poco a poco me fundo en el silencio exterior para adentrarme en el profundo grito que retumba en mi cabeza.
el ventilador da su última vuelta.
-¿será posible que no regresará pronto la luz?
sólo escucho el sonido de la lluvia al caer o chocar contra el techo y uno que otro relámpago que rompe con la oscuridad de la noche, trayendo consigo el grito de un trueno recién parido.
-deseo salir y abrazarme de lluvia, no importa que pesque un resfriado, al menos habré callado mi cabeza... ¡lo voy a hacer!
comienzo mojándome in pie que asoma con temor, tal vez sienta que es necesario asegurarse que es agua, y lo es, agua fría que golpea de apoco, pero no importa. el patio está lleno de agua que cubre mis pies y la lluvia paree que no cesará nunca.
de pronto una camioneta pasa y me aterriza en mi realidad. mi tonta cabeza había imaginado cómo sería quitarse los miedos y salir a mojarse en aquella noche de lluvia.

5 comentarios:

Luis dijo...

Es interesante como alguns viejos escritos adquieren en ocasiones un nuevo significado con el paso del tiempo y como en otras permanecen inalterables.
En mi caso la lluvia siempre me despeja.
Un abrazo
unaimagenpalabrasmil.blogspot.com

la MaLquEridA dijo...

Bueno, el salir y mojarse con la lluvia siempre es bueno, aunque claro es mejor con un paraguas.


Saludos.

Betzabé!!! dijo...

Siempre es grato leer textos que escribimos tiempo atrás, porque pro medio de ellos podemos darnos cuenta de quiénes éramos y quiénes somos ahora.

[fa] dijo...

¿Cómo así que sigues tu propio blog? O.o

Saludos.

Javier dijo...

Justo hoy me propuse buscar viejos textos que una situación incómoda me obligó a borrar hace ya más de 3 años. Amo leer cosas viejas escritas por mí. Creo que antes lo hacía mejor. El otro día vi un Position Paper que hice para el modelo de la onu...era bien diplomático. Dudo poder escribir así ahora.