14 marzo, 2007

D!áLoGos !MPeRT!NeNTeS




¡HoLa! soy KaReLy*, bienvenidos y gracias por pasar a leer-
Espero sostener grandes conversaciones con diálogos impertinentes, hacer de una trivialidad, una filosofía de vida, dar a las letras su voz propia, escuchar la risa y el llanto de cada una.

Honrar desde la A hasta la Z creando cosas que no existen y recordando las que son de antaño.
A lo mejor espero mucho, o a lo mejor y esto ya lo tengo, pero lo que sí aseguro es que quiero compartirlo con alguién. ¿tú estás dispuesto a leerlo? :s espero que sí!!

-Dicen por ahí que el lenguaje refleja nuestro grado de cultura y educación, yo creo que va más allá, es cierto que hablar y escribir correctamente, es una excelente carta de presentación y temo desmentir a los que dicen que, el hablar bien es para la gente fina. El lenguaje es uno de los regalos más preciados de la cultura, es la identificación que tenemos ante el mundo entero, y en específico el español, es un idioma muy bonito y complejo, las personas ajenas a éste, es decir, los extranjeros lo encuentran muy difícil, debido a que el extenso número de palabras se vuelve un verdadero dolor de cabeza la hora de comprender que mientras ellos usan una palabra como significante, nosotros tenemos tres, y si no las tenemos las inventamos.
Nosotros sin embargo, tenemos la fortuna de heredar el lenguaje y lo aprendemos desde que somos muy pequeños. Esperen, ¿fortuna, o desventaja? Por que es muy común escuchar de los padres -niño, ojalá y no “aigas” sido tú el que rompió ese vidrio, o, oye tú chamaco ¡súbete a la banqueta!, ¿ya venistes? – Súbete para arriba- Y el que no puede faltar - pásame esa cosa - ¿cuál? Sí, la desta, ¿qué? El eso de la esa – ¡ah, esto!. Puede sonar gracioso a la hora de relatarlo, pero saben, es más crítico de lo que parece; ponemos S’ donde no debemos y nos la comemos cuando debe ir, usamos la palabra “cosa” en la ley del menor esfuerzo y deformamos palabras por la prisa o por su uso frecuente: nomás, pior, pos, nadien, pon tu.
Es cierto que nuestra cultura tiene mucho que ver en la forma en que hablamos, y que el tabasqueño tiene una forma peculiar de llamar a cada cosa, pero es nuestro deber aprender la manera correcta de expresarnos, identificando el hecho de que, a parte de los regionalismos como – ¡mami, me rajuñó!- o – ¡no seas chinto!- , también estamos en constante bombardeo de sendos barbarismos que ya los integramos como parte de nuestro lenguaje, hy baby te aviso que me adelanto al super para hacer el shoping, avísale a Cris de la party dile que va a ser muy relax que no se preocupe, thaks kisses.[i]
Creo que a todos nos suena conocida toda esta maraña, y eso es lo preocupante, por que estamos ante un inminente peligro, estamos poniendo en riesgo la conservación de nuestra lengua, de una parte de nuestra identidad como hispano-hablantes. -




[i] Algarabía, número 32. Año X ejemplar coleccionable

3 comentarios:

Princesa Da Lua dijo...

Ya necesitabas estar por aquí.

Y pues qué decir del texto, el tema me apasiona jajaja

Saludos!

Принц Reynaga dijo...

Sí, sí lo voy a leer.

Verificaré tu ortografía.

=)

Anónimo dijo...

me encantan tus dialogos de tu seccion caleidoscop no dejes de escribir y mandarme tus notas que son tan divertidas y ciertas mil felicitaciones .