16 marzo, 2007

GaLLeTaS De aN!MaL!ToS

Últimamente vemos en el mercado una variedad impresionante de galletas; de chocolate, de fresa, combinadas, de piña, de coco, de canela, en fin de tantos sabores que a veces es difícil decidir que galleta se nos antoja al menos que tengamos nuestra favorita, sin embargo hace algunos años no era así, pero existían unas galletas que fueron tan famosas que marcaron la infancia de muchos niños, las galletas de animalitos marcaron una época, era la golosina de los pequeños y los no tanto. Era clásico encontrarlas en los dulceros que daban en las piñatas, y era divertido, eran juguetes fantásticos, jugábamos a las batallas entre el rinoceronte y el cerdito, el hecho de tener a todos los animalitos era oportunidad de presumirlos, y si teníamos al camello repetido lo podíamos cambiar por el elefante o la ballena.

Eran igual las galletas más aguantadoras, tardaban mucho en ponerse blandas y si estas estaban en un surtido de galletas, nos la comíamos hasta el final, ya que aunque no eran una delicia, su sabor tan peculiar encantaba a todos; con el cafecito, como cereal, solas y hasta con mole.

Alrededor de estas famosas galletas, se han hecho frases de dominio popular tales como “me voy a cortar las venas con galletas de animalitos” o una frase que dijera en el subcomandante Marcos y fuera puesta en un mural “la esperanza es como las galletas de animalitos, de nada sirve si no se tiene dentro” “está como galleta de animalito, bueno pero corriente”, en fin aunque estas galletas están en el recuerdo de muchos ahora contemporáneos, la tristeza es que las nuevas generaciones ni las conocen y el pequeño zoológico de galleta ha dejado de ser la golosina favorita.

foto: Fabiola Avalos
04/02/2007 Diario Presente
Karely Hernández

1 comentario:

Princesa Da Lua dijo...

Aaaaahhhh, los animalitos.

Amo los animalitos.

Mi Hermes está malito =(